44º ANIVERSARIO DE LA MASACRE DE MARGARITA BELÉN Dafne Zamudio: “Fuimos creciendo con la misma bandera de lucha por la justicia de nuestros viejos”

Por Diana Della Bruna

En la noche entre el 12 y 13 de diciembre de 1976, el Ejército Argentino y la Policía de Chaco llevaron adelante un operativo en el que torturaron y ejecutaron a once militantes y desparecieron a otros cuatro, en lo que se conoce como la Masacre de Margarita Belén.  A 44 años de estos hechos, entrevistamos a Dafne Zamudio, Miembro del Comité de Prevención de la Tortura, Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y/o Degradantes, hija de Carlos Alberto Zamudio, militante asesinado Margarita Belén, y una de las iniciadoras de la agrupación H.I.J.O.S en Chaco.

Aquí, habla del significado de esta Masacre para el pueblo chaqueño, recuerda y hace un recorrido de la historia de la agrupación H.I.J.O.S y las reivindicaciones por Memoria, Verdad y Justicia. Además, analiza las continuidades de prácticas y discursos de la última dictadura cívico-militar durante la democracia para cuya erradicación trabaja desde distintos espacios de lucha.

 ¿QUÉ REPRESENTA MARGARITA BELÉN EN LA MEMORIA COLECTIVA DEL PUEBLO CHAQUEÑO?

Dafne Zamudio: La Masacre de Margarita Belén marca un antes y un después en la historia de Chaco. Este hecho vergonzoso nos dejó como una de las provincias dentro de las que se realizaron este tipo de hechos con tanta crueldad, además de usar la estrategia de que las personas detenidas se querían dar a la fuga, discurso que se quiso implantar en todo el país.

La verdad es que de la manera que se hizo y se lo presentó, dando muestras de la totalidad impunidad con la que se venían manejando, fue algo que la sociedad no pudo negar ni desconocer. Todos en el Chaco sabían lo que ocurrió, no pudieron ocultar la verdad. Y con eso se logró que sea una de las primeras provincias en llevar a cabo los Juicios de Lesa Humanidad, porque son cosas que la sociedad no perdona. Podés estar a favor o en contra de un pensamiento político o tener distintas formas de reclamar, pero hay cosas que la sociedad no va a permitir y hechos tan aberrantes como estos no pueden quedar en la impunidad.

 EN ABRIL SE CUMPLIERON 25 AÑOS DE LA FORMACIÓN DE H.I.J.O.S, ¿CÓMO FUERON SUS INICIOS EN CHACO?

DZ: Los familiares de militantes desaparecidos y detenidos en la última dictadura cívico-militar hacíamos reuniones para la organización del acto de conmemoración de la Masacre de Margarita Belén y los distintos reclamos por Justicia, por la aparición de los restos de las compañeras y compañeros desaparecidos y la reivindicación de la lucha que tuvieron. Nos convocábamos los 12 de diciembre para la vigilia en la Plaza 25 de mayo. Y los 24 de marzo se hacía siempre un acto en la Plaza España, que era el lugar simbólico.

Ahí nos empezamos a conectar entre los hijos. Cuando ni siquiera éramos una agrupación, Ruiz Palacios, uno de los represores de acá, había sido elegido como diputado e iba a asumir en la Cámara. Entonces nos convocamos ahí y fue el primer escrache que se hizo en el Chaco. Todavía no se escuchaba la palabra escrache, fue una manifestación donde le tiramos pintura roja. No era la idea tirarle la pintura, llevamos la pintura para pintar unos carteles y pasó. Ahí detuvieron a unos compañeros, a Natalia Uferer, una chica que nació en cautiverio y que estaba embarazada. Fue toda una historia.

 ¿CÓMO FUE LA EXPERIENCIA EN CHACO?

DZ: Es una experiencia que fue creciendo, nosotros fuimos creciendo y madurando en esto, siempre con la misma bandera de lucha por la Justicia, la reivindicación de la lucha de nuestros viejos. Y después los reclamos por la aparición de nuestros hermanos, los nietos y la restitución de los cuerpos de los desaparecidos.

La base de nuestra organización es la reivindicación de la lucha por una transformación, desde una postura ideológica que es lo que nos identifica y nos da identidad, sobre todo. Tiene que ver con lo importante, lo que no pudieron borrar robando a los hijos, a los nietos, dándoles otra familia. Tiene que ver con el otro, como vos te identificás y te haces uno con el otro, podés verte y reflejarte. Hacer propia la lucha del otro y tratar de que la lucha personal sea colectiva. En este sentido, me parece importante recordar a los compañeros que ya no están como Renzo Ozuna y Mario Bosch que aportaron muchísimo a la lucha de H.I.J.O.S y estuvieron conmigo en el inicio de la agrupación.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE LA ORGANIZACIÓN PARA TRAER REPARACIÓN A LAS VIDAS PERSONALES?

DZ: No se puede pensar en transformaciones solamente individuales. El aprendizaje que te deja la militancia creo que tiene que ver con eso, que las conquistas se hacen en conjunto. Las conquistas realmente se pueden proyectar siempre y cuando tengas un colectivo que respalde y que te sume.

Jamás se busca venganza, porque la venganza sí puede ser una cuestión individual. Pero en colectivo no se puede pensar en venganza sino en justicia, porque es la justicia lo que repara y repara socialmente. A mí no me interesa ver a estos tipos presos si no cambia el punto de vista de la sociedad sobre lo que pasó en la dictadura.

 DESDE TU LUGAR EN EL COMITÉ, ¿QUÉ CONTINUIDADES VES EN DEMOCRACIA DE LAS PRÁCTICAS DE LA DICTADURA?

DZ: Es una lucha constante porque tiene que ver con la toma de conciencia de las cosas que no están bien. Hoy en día vemos que todavía están enquistados determinadas conductas o patrones que quedaron desde la dictadura, como la construcción verticalista donde está fijada la obediencia debida. Las Fuerzas Policiales fueron de alguna manera transformándose, humanizándose, pero todavía quedan muchas de estas cosas aferradas y tratando todo el tiempo de volver.

Me preocupa mucho que en esta situación que atravesamos, de la pandemia de Covid-19 y el Aislamiento Social Obligatorio y luego el Distanciamiento, donde tendría que primar justamente la humanidad y la solidaridad con el otro, prime el aplauso a la represión, al toque de queda, a la persecución a los sectores más pobres y vulnerables. Lamentablemente todavía hay sectores que piensan que la mano dura sirve.

Esas cuestiones que tienen que ver con la mirada social me preocupan y me ocupan. Desde el Comité seguimos peleando en ese sentido, denunciando, tratando de hacer conscientes a las Fuerzas Policiales de que su deber es proteger a la sociedad y ayudar a concientizar en estos momentos y no reprimir.

Foto: Pablo Caprarulo (@fotopdc)

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Entrada anterior
SE REALIZÓ EL SEGUNDO CABILDO ABIERTO DE LOS DERECHOS HUMANOS DEL CHACO
Entrada siguiente
PARTICIPACIÓN DEL COMITÉ EN MESA INTERPODERES
Menú